Visitá Rosell Boher Lodge, un flamante paraíso entre viñedos

Oficialmente inaugurado a mediados de marzo, Rosell Boher Lodge es un secreto a voces a la hora del lujo y los vinos desde hace dos años: ubicado en el corazón de Agrelo, Luján de Cuyo, y rodeado por 40 hectáreas de viñedos, las vistas y la comodidad de sus villas proponen un destino obligado para los amantes de los vinos y las burbujas.

Matías Torres García, presidente de Bodega Rosell Boher, asegura que recién ahora la experiencia es plena gracias a los ajustes necesarios que demandan los servicios de primer nivel y la inauguración de una imponente cava con capacidad para 25.000 botellas que permite completar la experiencia para los visitantes.

Los puntos fuertes. A cuarenta minutos del aeropuerto y sólo treinta del Valle de Uco, es un lugar estratégico para realizar visitas de bodegas. Aunque varios de sus huéspedes optan por llegar en helicóptero hasta la puerta de su habitación.

Desarrollado con la idea de disfrutar de la tranquilidad de los viñedos de montaña y las imponentes postales que ofrece el Cordón del Plata, el lodge cuenta con un guest house de 4 habitaciones rodeado de una piscina y áreas comunes con terrazas y restaurante. A esto se suman tres casas entre las viñas que ofrecen una privacidad difícil de igualar y en las que se puede aprovechar de una lounge frente a los lagos artificiales y de una terraza privada con fogón y jacuzzi con vista a la montaña. Para fin de año se sumarán otras siete casas que incluirán cava subterránea propia para potenciar la experiencia de los enófilos.

Ahora bien, Rosell Boher Lodge es también un espacio que se puede disfrutar sin la necesidad de estar hospedado en sus habitaciones. Desde 2016 se ha convertido en un espacio de eventos muy elegido para casamientos y encuentros de negocios para empresas. Uno de los diferenciales que lo posicionó a la hora de los eventos es la capacidad de poder recibir hasta quinientas personas en una terraza independiente de las instalaciones hoteleras con cocinas especialmente montadas para los eventos y acceso propio.

En cuanto a su restaurante, ofrece una gastronomía de producto y puede visitarse con reserva previa. Cuentan con menú degustación acompañado de los vinos de la bodega pero también se puede aprovechar la carta que siempre cuenta con recetas elaboradas en el lugar con productos de estación. Ideal aprovechar los almuerzos de cara a los viñedos

Futuro muy prometedor. Con un total de siete habitaciones en funcionamiento, el emprendimiento se encuentra en plena ampliación. Según Matías Torres García el plan de crecimiento además de otras siete habitaciones implica un spa próximo al club house y una huerta orgánica que supone una ampliación del restaurante y la propuesta gastronómica.

Mientras tanto, Rosell Boher Lodge obtuvo en 2017 el premio al Mejor Alojamiento de vinos que entrega la red de Great Wine Capitals y en 2019 competirá en el rubro Mejor Desarrollo Arquitectónico.

Deja un comentario