Miles de argentinos se manifestaron a favor de la vida

Buenos Aires (AICA): En adhesión a la iniciativa mundial “Marcha por la Vida”, miles de argentinos se manifestaron en Buenos Aires y en distintas ciudades y localidades del país a favor de la vida por nacer y en contra del crimen del aborto.

Con la consigna “Los bebés de la Argentina necesitan tener voz”, miles de argentinos, entre ellos numerosas familias y mujeres embarazadas, participaron anoche de la iniciativa mundial “Marcha por la Vida”, a favor de la vida por nacer y en contra del crimen del aborto.

La convocatoria central en el país se realizó desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso de la Nación, y fue replicada en otras capitales y localidades provinciales.

“Marchamos para proteger al niño y a la mujer, pedimos leyes que protejan a las mujeres embarazadas”, expresaron por un parlante mientras la marcha caminaba por la Avenida de Mayo. “¡Queremos pedir a nuestros legisladores que no haya ley del aborto! Lo que necesita la mujer embarazada es amor y asistencia”, reclamaron. “Una madre no sólo lleva a un hijo en el vientre durante nueves meses, lo lleva en su corazón durante toda su vida”, reiteraron.

Al llegar al palco ubicado en la plaza Lorea, frente al Congreso nacional, la columna de personas -conformada por muchas familias de padres con sus hijos- cantó el Himno Nacional e hizo un minuto de silencio “por los bebés que no pudieron nacer”.

Desde el escenario, un sacerdote católico, presbítero Luis Fornero, aseguró que el amor era lo que los convocaba, el amor a Dios, a la Patria, al prójimo, a la mujer. “Están acribillando mujeres por el aborto”, advirtió y animó a luchar por los que no pueden gritar. “El niño en el vientre de su madre no tiene voz”, aseveró.

En nombre de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), el pastor Jorge Gómez aclaró: “Decimos sí a la vida y decimos que el aborto no es un derecho, es un crimen”. “No podemos legitimar el derramamiento de sangre inocente”, exhortó y citó a la santa Madre Teresa de Calcuta. Finalmente, animó a “combatir el aborto con la adopción”.

Si bien participaron personas que profesan distintos credos, como católicos y evangélicos, la Marcha por la Vida se manifestó a-partidaria porque “la vida no pertenece a ningún partido político y a ninguna creencia religiosa”, recordó desde el escenario el coordinador de la marcha, Alejandro Geyer.

Entre los presentes, de modo personal, se pudo ver ya en la Plaza de Mayo al legislador de la Ciudad de Buenos Aires Eduardo Santamarina (Partido Demócrata- Cambiemos). Estuvieron, también, el doctor Jorge Enríquez, subsecretario de Justicia de la Ciudad y candidato a diputado nacional por Cambiemos y los dirigentes del Partido Demócrata Cristiano Luis Federico Beruti y Andrés González Balcarce. Al final de la columna que iba por la Avenida de Mayo se vio caminando, entre otros, a Joaquín de la Torre, ex intendente de San Miguel y actual ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Los manifestantes exhibieron pancartas con las consignas: “Legal o ilegal, el aborto mata igual”, “La vida no es de los médicos ni de los políticos de turno: Es de los niños y debe ser respetada”, “Según los abortistas el aborto es un acto médico ¿Acaso abortar cura algo?”, entre otras.

La Marcha por la Vida fue replicada en puntos neurálgicos de ciudades de las provincias de Córdoba, Mendoza, Tucumán, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Neuquén, San Juan, La Rioja, Misiones, Salta, entre otras.

Más información: www.marchaporlavida.com.ar

Deja un comentario