Summa Familiae Cura: Motu proprio impulsa nuevos estudios sobre matrimonio y familia

Ciudad del Vaticano (AICA): El Vaticano hizo público este martes 19 de septiembre, el motu proprio Summa familiae cura, firmado por el papa Francisco el 8 de septiembre de 2017 con el que instituye el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia cambiando de esta manera el hasta ahora Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre Matrimonio y Familia, surgido bajo la inspiración del papa san Juan Pablo II con la Constitución Magnum Matrimonii del 7 de octubre de 1982.

El Vaticano hizo público este martes 19 de septiembre, el motu proprio Summa familiae cura, firmado por el papa Francisco el 8 de septiembre de 2017 con el que instituye el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia cambiando de esta manera el hasta ahora Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre Matrimonio y Familia, surgido bajo la inspiración del papa san Juan Pablo II con la Constitución Magnum Matrimonii del 7 de octubre de 1982.

El anuncio de la creación del nuevo instituto tiene la intención, según afirma el Papa, de llevar adelante la labor de los dos últimos sínodos y su exhortación apostólica Amoris Laetitia.

En opinión del Santo Padre, existen “nuevos desafíos pastorales a los que la comunidad cristiana está llamada a responder”. Los cambios en la cultura requieren “un enfoque diversificado y analítico” que no puede limitarse a las prácticas del pasado.

Por ello, “debemos ser intérpretes conscientes y apasionados de la sabiduría de la fe en un contexto en el que los individuos son menos ayudados que en el pasado por las estructuras sociales, en su vida afectiva y familiar”, dice el Papa.

Según informa Radio Vaticana, el instituto explorará las “luces y sombras de la vida familiar” y explorará la enseñanza de la Iglesia en un contexto en el que los individuos ahora son menos apoyados por las estructuras familiares tradicionales.

Francisco explica que “por estas razones he creído oportuno dar un nuevo aspecto jurídico al Instituto Juan Pablo II para que la ‘profética intuición de san Juan Pablo II, que ha querido fuertemente esta institución académica, hoy pueda ser todavía mejor reconocida y apreciada en la fecundidad y la actualidad”.

El Papa afirma que se debe mantener el espíritu original que llevó al papa Juan Pablo II a crear esta institución, “contribuyendo de manera efectiva para que sea plenamente compatible con las necesidades actuales de la misión pastoral de la Iglesia”.

Con las modificaciones establecidas por el pontífice, se amplían “los campos de interés, tanto en orden a las nuevas dimensiones de la tarea pastoral y de la misión eclesial, como en referencia a los desarrollos de las ciencias humanas y de la cultura antropológica en un campo fundamental para la cultura de la vida”.

El Motu Proprio se compone de 6 artículos y en ellos se establecen los cambios. En ellos se subraya que el nuevo Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia, que pertenece a la Pontificia Universidad Lateranense, continúe siendo fiel “a la inspiración original”.

El artículo 2 señala que el nuevo Instituto “constituirá un centro académico de referencia, al servicio de la misión de la Iglesia universal, en el campo de las ciencias que respectan al matrimonio y a la familia, y respecto a los temas relacionados con la fundamental alianza del hombre y de la mujer para el cuidado de las generaciones y de la creación”.

El nuevo Instituto tendrá una estrecha relación con la Congregación para la Educación Católica, con el dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, y con la Pontificia Academia por la Vida.

Además, dispondrá de cátedras, profesores, programas y personal administrativo para que desempeñe correctamente su misión. Podrá otorgar el doctorado en Ciencias sobre el Matrimonio y Familia; la licenciatura en Ciencias sobre Matrimonio y Familia, así como el diploma en Ciencias sobre Matrimonio y Familia.

El arzobispo Vicenzo Paglia, Canciller del Instituto, explicó a los medios de comunicación que en el nuevo Instituto “permanece la perspectiva moral, la perspectiva sacramental, pero se fortalece la perspectiva bíblica, de la historia de la familia, del derecho, y en este sentido el título reclama explícitamente la dimensión eclesial de este Instituto con la responsabilidad de multiplicarla, de alargarla”. A su vez, Pierangelo Sequeri, presidente del mismo, explicó que se organizarán “recorridos flexibles, seminarios, conferencias y cursos que tengan interés” y como punto central el tema de la familia

Deja un comentario