Google cambia para enfrentarse al odio

Google está cambiando su algoritmo, y por una buena razón. Escribe en el buscador de Google “Las mujeres son” y alucinarás tanto con las propuestas del autocompletado así como con muchos de los artículos que te saldrán de resultado debido al tufo a machismo que desprenden. Repite este ejercicio con temas como el racismo o la política y con un par o tres de búsquedas en Google perderás tu fe en la humanidad. Y es que mientras Facebook se enfrenta a las noticias falsas, el Gran Buscador quiere acabar con el llamado “discurso del odio”; contenido con el propósito de incentivar el machismo, el antisemitismo, la manipulación política…

“El discurso del odio” no aparece por azar. Jonathan Albright, profesor adjunto de comunicaciones en la Universidad de Elon (Carolina del Norte), ha descubierto que se trata de una operación propagandística que funciona como un virus online: los lobbies de información interesados en difundir este odio se enlazan entre ellos en redes sociales; ¡Albright encontró 23.000 páginas entrelazadas con 1.3 millones de links! De esta forma, estos artículos polémicos, al recibir tantos enlaces y publicidad, son considerados por el sistema automático de Google como “contenido de calidad” y por eso aparecen en resultados tan elevados. Es de esperar que los paulatinos cambios en su algoritmo sirvan de cura para este virus mediático.

Deja un comentario