Al fín Fútbol

Por Luis Lorenzo. Luego de varios meses sin que la pelota rodara por estas pampas (a excepción de Boca en la Copa Libertadores y encuentros por Copa Argentina y Copa Sudamericana), de soportar nuevamente una frustración por parte de nuestra Selección, y con una AFA cada vez más encerrado en su propio laberinto, este fín de semana comenzarán todos los campeonatos de nuestro fútbol: Primera y Ascenso.
A pesar de que este martes por la tarde se haya “destrabado” el conflicto y que Agremiados también sufre de una voraz crisis, la situación de las categorías con sus respectivos clubes se torna muy dificil. Muchos de ellos, con deudas enormes y en “estado desesperante”.
Para dar una perspectiva de la situación, no es muy dificil darse cuenta lo que sucede en el Nacional B: al ser de segunda importancia del fútbol argentino, se requieren distintos gastos que a veces, no pueden terminar de cubrirlo. El ejemplo más claro, se da en los gastos de viáticos cada vez que un equipo, ya sea de Buenos Aires como del interior, se tengan que trasladar sea por vía aérea, como terrestre. Si un equipo es local, se deberá sumar además los operativos policiales, que en los últimos meses han aumentado su presupuesto.
Nada que ver sucede en la B Metro, Primera C, y Primera D. Muchos clubes, ya cuentan con deudas pavorosas dificiles de sobrellevar.
Por una cuestión de conocimiento de causa (soy además periodista partidario en Atlanta), se hace muy complejo mantener un plantel. Según algunos registros de las últimas horas, tanto Atlanta como Almirante Brown, son los dos equipos que lideran los clubes de la B Metro en tener deudas con sus planteles.
Cosas similares ocurren con el Argentino A y el TDI (Torneo del Interior), donde distintos clubes de las provincias, se les hace más complicado mantenerse.
Pero la cadena de cosas continúa, si se tiene en cuenta que la televisión juega el factor fuerte. ¿El gobierno dejará el “Fútbol para Todos”, o “venderá” sus derechos para solventar a los clubes más comprometedores con su deuda?.
De todas formas, no habrá Súperliga Argentina por no estar dentro del plan de los estatutos correspondientes para poder reformar el campeonato. Todas las categorías, en este momento, jugarán sus torneos al calendario europeo (de Agosto a Mayo). Ahora, con el retraso del comienzo de las fechas, se harán unos “ajustes” para poder respetar la modalidad. ¿Lo lograrán?.
Si de nuestro deporte más querido hablamos, la semana próxima jugará la Selección por una nueva fecha de las eliminatorias frente a Uruguay. Muchos colegas nos preguntamos: ¿Cómo será la reacción de la gente, luego de otra fallida aventura en la Copa América Centenario, y del efímero paso de la Selección Olímpica?. ¿Se renovará la ilusión del hincha, o dejarán de seguirlo?.
Más allá de todas esas conjeturas, el fútbol argentino vive hoy una de sus peores crisis. Aún peores que del ’31 (comienzo de Profesionalismo), del ’49, y del ’75. Este fín de semana rodará la pelota, pero nadie sabe hasta cuando…

Deja un comentario