La encíclica del Papa Francisco Laudato Si fue presentada en la Legislatura porteña

El acto contó con la presencia del Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, del senador nacional Fernando “Pino” Solanas y de los legisladores porteños Gustavo Vera (BC), Pablo Bergel (VS). Copias de la encíclica fueron impresas por la Legislatura para su difusión.
La encíclica del Papa Francisco Laudato Si fue impresa para su difusión por la Legislatura porteña y esta tarde fue presentada de durante un acto realizado en el Salón Eva Perón. Contó con la participación del Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, del senador nacional Fernando “Pino” Solanas y de los legisladores porteños Gustavo Vera (BC), Pablo Bergel (VS).
El panel del evento fue integrado por monseñor Sánchez Sorondo, Solanas, en calidad de presidente de la Comisión de Medioambiente del Senado de la Nación, junto al diputado porteño Bergel, que preside la Comisión Especial de Cambio Climático de la Legislatura. Ambos participaron el pasado 24 de abril del congreso “Proteger la Tierra, dignificar la Humanidad: las dimensiones morales del cambio climático” promovido por la Pontificia Academia de las Ciencias que desde el año 1988 por decisión de Juan Pablo II integra el arzobispo argentino Sánchez Sorondo.
“Esta encíclica es una novedad absoluta. Tiene dos fuentes la biblia y la ciencia” aseguró Sánchez Sorondo. “El Papa con un coraje inaudito pone de manifiesto lo que afirman hoy las ciencias naturales”, subrayó. “Agradezco a la Legislatura que ha tenido a bien imprimir para difundir la encíclica. Estamos llamados a ser los instrumentos de Dios respecto de la obra que es el planeta. La encíclica tiene un capítulo sobre la biodiversidad que incluye el Amazonas y toda la zona andina y sus acuíferos, así como otras reservas mundiales”.
Bergel consideró “muy importante que haya sido impresa, sea distribuida, leída y asimilada. Es un documento excepcional y me animo a llamarlo manifiesto convocante a un movimiento en defensa de la Casa Común. Lo escrito por Francisco y su conducta anterior y posterior me convoca aunque soy agnóstico. Necesitamos poner en movimiento esta encíclica” finalizó.
“Este es el texto de un filósofo con una extraordinaria grandeza”, afirmó Pino Solanas y continuó: “hace un diagnóstico acertadísimo de la tragedia del calentamiento global. Tratamos en general y los medios de comunicación especialmente de relativizar el efecto del calentamiento global. La encíclica denuncia el modelo civilizatorio basado fundamentalmente en la acumulación de la renta”.
Por su parte, Vera destacó que “las organizaciones que quieran realizar debates acerca de la encíclica pueden contar con ejemplares del documento impreso por la Legislatura”. Además criticó la poca importancia que se ha dado a la encíclica en las actuales campañas electorales: “En la semana de la tragedia de las inundaciones algunos se acordaron de la encíclica, pero no fue escrita para eso “.

“Laudato Si” se refiere a la ecología ambiental, económica, social, cultural y vida cotidiana; enfatizando mediante ésta, la prioridad política de combatir la pobreza y fomentar el desarrollo humano porque Francisco no sólo advierte y denuncia estas problemáticas sino que también propone un verdadero diálogo entre política y economía.

Deja un comentario