Repudiamos la matanza de perros en Tierra del Fuego

La Diputada Nacional (MC), Fernanda Gil Lozano, expresó su total repudio ante las apreciaciones vertidas por autoridades y especialistas ganaderos de esa provincia en una nota publicada ayer en el Diario Clarín y titulada “De pastor a depredador, en el Sur el perro arrasa las ovejas”. En dicho artículo, se detalla que desde el año 2000 se perdieron unas 200.000 ovejas por los ataques de perros abandonados y se reconoce que evalúan la posibilidad de exterminarlos.
En la crónica del matutino de alcance nacional, tanto Lucila Apolinaire, de la Asociación Rural fueguina, como el Ingeniero Sebastián Cabeza y la Dirección de Ganadería local explican que la aparición del problema de los canes está ligado al crecimiento demográfico que movilizó la industria ensambladora de electrodomésticos, porque las familias van y vienen, y muchos perros quedan abandonados.
A su vez, el texto detalla que el Consejo Provincial de Medio Ambiente declaró la “emergencia” y considero a los perros “especie exótica invasora”.
También se reconoce que Michel Marlow, del Servicio de Vida Silvestre de EE.UU., investigó el caso en marzo pasado y sus recomendaciones fueron autorizar la caza, el uso de trampas, los cercos eléctricos, los tóxicos químicos legales y hasta la caza aérea desde un aeroplano. Este punto es el que origina el repudio de Fernanda Gil Lozano.
Al respecto, la actual dirigente de la Corriente Progresista Renovadora dijo que “si bien es entendible que la cría de ovejas es una actividad que se desarrolla desde hace 120 años y que de ella depende una parte importante de los habitantes de la isla, es un despropósito que se evalúe como solución la matanza de los canes”.
La actual referente del massismo dijo que “el estado no está haciendo nada en este sentido, porque debe haber sanciones para quienes abandonan a los animales” y además agregó que “la culpa no es de los perros porque las autoridades no deben permitir que esos animales formen jaurías o se reproduzcan indiscriminadamente, pasando hambre y transformándose en asilvestrados, y debe hacerlo a través de campañas de castración y de controles veterinarios a lo largo de todo el territorio”.
En ese sentido, la Diputada expresó que “cuando el estado abandona, no deja de lado sólo a la gente, sino que abandona todo, a las personas, a los animales, y a la mayoría de los componentes de la sociedad” pero reclamó que “deben ponerse a buscar otro tipo de soluciones” porque consideró que “el Estado no puede salir a matar perros o permitir que otros lo hagan”.
Finalmente, en las vísperas de la celebración de fin de año, Gil Lozano también solicitó que “la sociedad se controle con la utilización de la pirotecnia” y reclamó que “en ese aspecto también se ve una ausencia del Gobierno”, ante lo que exigió “un mayor compromiso y protagonismo del Estado de aquí en adelante”.

Deja un comentario